J. Resumen Simposios

20140319_090301

SIMPOSIO 1  LA GOBERNANZA

Panel de Expertos: La visión de Pueblos Indígenas sobre Áreas Protegidas

Autores: Se reunirá a 4 representantes indígenas que, bajo una modalidad de Panel de Expertos y la moderación de la Dra. Grethel Aguilar de UICN, responderán a una serie de preguntas. Todos participarán como expositores.

Panelistas:

  1. Sr. Candido Mezua Salazar 1 (*) – Panamá
  2. Sr. Ramiro Batzin Chojoj 2  (*) – Guatemala
  3. Sr. Norvin Goff Salinas 3  (*) – Honduras
  4. Sr. Leví Sucre Romero 4 (*) – Costa Rica

Moderación: Dra. Grethel Aguilar 5  (*)

Instituciones:

1 Cacique General de la Comarca Emberá Wounaan y Presidente de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP). Avenida Luis F. Clement Casa 444-3, Corregimiento de Ancón, Ciudad de Panamá, Panamá. 

Email: cmezuas@yahoo.es

2 Director de Sotz’il – Centro para la Investigación y Planificación del Desarrollo Maya. Cuarto Callejón final de la Colonia San Rafael, Zona 2, Casa 195. Chimaltenango, Guatemala.

Email: batzinr@gmail.com; sotzil@gmail.com

3 Presidente de Miskitu Asla Takanka (MASTA). Puerto Lempira, Gracias a Dios, Honduras

Email: ngoff9@hotmail.com

4 Representante de la Red Indígena Bri Bri y Cabecar de Costa Rica (RIBCA) y Coordinador de la Comisión Ejecutiva de la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB). 100 metros Sur de la Escuela Suretka Bratsi, Talamanca, Limón, Costa Rica.

Email: levisucre@hotmail.com

5 Directora Regional de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Oficina Regional para Mesoamérica y el Caribe. 75m Sur del AutoMercado Los Yoses, San Pedro de Montes de Oca, San José, Costa Rica

Email: grethel.aguilar@iucn.org

Resumen:

Si bien gran parte de las áreas protegidas (AP) de Centroamérica se sobrepone con territorios indígenas y que han evolucionado los derechos indígenas en las últimas décadas, aún se observa una débil o nula participación de los pueblos indígenas en el manejo y protección de estos sitios. En algunos casos, las AP han incluso restringido su acceso, uso y control consuetudinario de los recursos naturales, o bien los modos de gobernanza implementados no han reconocido derechos colectivos claves para los pueblos indígenas.

El Panel de Expertos daría a conocer la perspectiva de 4 pueblos indígenas (Panamá, Costa Rica, Honduras y Guatemala) sobre esta situación. La moderadora iniciaría con un resumen de la situación -con relación a AP- de cada pueblo representado, nombrando aquellas AP que se traslapan con territorios indígenas. Luego de esta contextualización, haría preguntas en tres bloques, a cada panelista:

(a)  AP y Pueblos Indígenas:

–  ¿Las AP han traído beneficios o retos a sus territorios indígenas?

–   Reconociendo que el territorio indígena de su comunidad es además una AP, ¿qué solución de manejo plantearía a los gobiernos y la sociedad civil?

– ¿Cree su comunidad que se pueden llegar a arreglos que respeten los derechos de los pueblos indígenas y los propósitos de conservación?

(b) Proyectos de Inversión en Territorios Indígenas:

– ¿Hay intereses mineros, o de otro tipo, en sus territorios? Si estuviera en sus manos una solución, ¿cuál sería?

– ¿Debe haber un consentimiento libre, previo e informado de actividades que se realizan en AP que se cruzan con territorios indígenas? Por qué? Para qué?

(c) Beneficios de las AP:

–  ¿Podrían ser las AP una fuente de nuevos ingresos u otros beneficios para las comunidades indígenas?

–  ¿Cómo se repartirían los recursos? ¿Qué sería, en su visión, una distribución justa y equitativa de beneficios?

———————————————————————————————————

La participación local en la formulación de acuerdos de gobernanza en la RBM, Guatemala

Gerson Elías Alvarado Chay¹

 ¹Consejo Nacional de Áreas Protegidas –CONAP- 5ta Av. 6-06, edificio IPM 7mo nivel, Ciudad de Guatemala, Teléfono 24226700 – Dirección Técnica Regional CONAP región VIII, Antiguo Hospital de San Benito, Petén, Guatemala, teléfono 79528800

La Reserva de Biosfera Maya (RBM) fue creada el 05 de febrero de 1990 mediante el Decreto Legislativo 5-90.  Su objetivo principal de creación es combinar la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales y culturales para maximizar los beneficios ecológicos, económicos y sociales que la Reserva pueda darle a Guatemala. En los últimos años la RBM se ha visto amenazada por el avance de la frontera ganadera y agrícola, situación que ha puesto al Área Protegida  en la mira de grupos que han montado un creciente mercado ilegal de venta de tierras. La debilidad del Estado para tener un control total del territorio ha aportado su cuota en la problemática; a tal punto que actividades como la deforestación, ganadería en zonas de conservación, incendios forestales, invasiones, usurpaciones y otras han causado daños a la Reserva.

Cumpliendo con el objetivo principal de su creación y dar respuesta a la problemática, se han creado  mecanismos como concesiones forestales (actualmente 12 comunitarias, 2 industriales), Acuerdos de Permanencia, Mesas de Concertación (Consejo Consultivo de la RBM, Consejo Consultivo de la ZUM, Mesa Intersectorial, Foro de Justicia Ambiental), mecanismos que vienen a aportar a la buena gobernanza de la zona, estos mecanismos han abierto espacios en donde los actores locales (sociedad civil, autoridades locales) participan en la toma de decisiones, así como en los procesos para su implementación, aportan recursos y dan un respaldo a la institución gubernamental encargada de la administración de la RBM, incluso inciden en las altas direcciones del gobierno central para una mayor cooperación y aplicación de la normativa legal, acciones que han arrojado resultados positivos y alentadores en la conservación, así como en las recuperación de áreas usurpadas dentro de la RBM.

——————————————————————————————————–

La importancia de la gestión colectiva en la gobernanza de las áreas protegidas.

Gloria Marina Apén Gonzalez1.

1 Departamento de Coordinación con Pueblos Indígenas y Sociedad Civil, Consejo Nacional de Áreas Protegidas, 5av. 6-06 zona 1 Edificio IPM 5to. Nivel, Ciudad de Guatemala, Guatemala. Teléfono (502) 24226700 ext. 1513 gapen@conap.gob.gt.

La gestión colectiva constituye la forma en que las comunidades se organizan y establecen acuerdos para manejar colectivamente las tierras comunales y los recursos naturales, en función de sus propios criterios y necesidades. Las tierras comunales son espacios en donde los pobladores comparten  derechos de tenencia, acceso y uso a los recursos naturales. En Guatemala, muchas comunidades siguen luchando por mantener sus tierras comunales porque son parte de su identidad y porque les permite tener igualdad  en el aprovechamiento de los recursos.

Actualmente CONAP y otras entidades, han realizado múltiples esfuerzos por sistematizar casos de gestión colectiva en tierras comunales, entre estos podemos mencionar el Caso de San Rafael Chilascó y los bosques de Totonicapán.  Los estudios culturales sobre tierras comunales analizan el componente de percepción simbólica y la representación que tienen las tierras y los recursos en la cultura de los pueblos. Los estudios ecológicos en tierras comunales han demostrado la importancia que tienen en la producción y protección de las fuentes de agua, pero también como reservorios de especies endémicas y en vías de extinción.

La gestión colectiva realizada en tierras comunales contribuye al mantenimiento de los ecosistemas naturales del país, en la protección de cuencas hidrográficas, el balance hídrico, la reducción de desastres por deslaves y erosión de suelos y la conservación de la biodiversidad. En las propuestas actuales para revertir el cambio climático, la gestión colectiva en tierras comunales, se constituye en un eje que puede articular el interés público, más allá del espacio local.

Ante todo esto CONAP conjuntamente con el Grupo Promotor de Tierras Comunales, están impulsando la creación de una nueva categoría de manejo para reconocer y respaldar la gestión que los Pueblos indígenas y comunidades, ya que es más que notorio que la gestión colectiva es un elemento fundamental para la gobernanza de las áreas protegidas. 

——————————————————————————————————–

Área protegida declarada y gestionada por el Pueblo Kuna: una experiencia única en la región

Arnoldo Bonilla*, Secretario del Congreso General Guna

Congreso General Guna, Balboa, Calle Croton, Edificio 820-XB, ec.general@congresogeneralkuna.com, secretario@gunayala.org.pa

La Comarca de Kuna Yala es un territorio de 3,206 km², constituidos por 365 islas coralinas y una franja de tierra firme, a lo largo de 373 km sobre la costa del Caribe panameño. El Congreso General Kuna es la máxima autoridad del pueblo Kuna, integrado por 49 comunidades, de aproximadamente 35 mil personas, y liderados por tres Caciques Generales, o Sagla Dummagan.  Las tierras de la comarca son reconocidas como propiedad colectiva de la comarca, sujetas tanto a la autonomía del pueblo Kuna como a la legislación y constitución nacional. Su estructura política y gobierno están conformados por el Congreso General; este órgano es dirigido por tres Caciques, que son elegidos en Asamblea General por los diferentes delegados de las 49 comunidades. El control administrativo y territorial y el manejo de los recursos naturales son responsabilidad de los pueblos indígenas representados en el Congreso Nacional Kuna, órgano rector que rige todas las actividades en este territorio. La Comarca cuenta con el Área Silvestre Corregimiento de Narganá, un área protegida declarada por el Congreso General Kuna, en 1987, y declarada por el Instituto Nacional de Recursos Naturales Renovables (INRENARE), en 1999. El área tiene una extensión de 99,414.78 hectáreas, casi un tercio de la superficie total continental, y se maneja bajo el control del Congreso General Kuna, que establece las directrices para el manejo del área y solicita la colaboración de la Autoridad Nacional del Ambiente. A pesar de fuertes presiones forestales de migrantes agrícolas y madereros, la Comarca ha mantenido una baja tasa de deforestación, perdiendo menos de 3% de su cobertura forestal, entre 1992 y 2008 (pasando de 88.28% a 86.13%). La experiencia de esta área protegida indígena y su papel en la gobernanza territorial tienen lecciones importantes tanto para Panamá como para la región.

——————————————————————————————————–

Análisis de un nuevo modelo de gobernanza y gestión territorial para  conservación paisajística en México­

Mariana Bellot Rojas1

¹Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas. Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Gobiernos de los Estados Unidos Mexicanos. Carretera Picacho Ajusco no. 200, Piso 3, col. Jardines de la Montaña, CP 14210, Tlalpan, México D.F., México. Teléfono: +52 (55) 5449 7000, ext. 17261, 17115 y 17110. comunicados.dgdip-conanp@conanp.gob.mx

Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) en México constituyen el instrumento de política ambiental mejor consolidado para la conservación de la biodiversidad y de los servicios ambientales. Sin embargo, la efectividad de conservación bajo las actuales categorías de manejo ha sido limitada. En respuesta a ello, la CONANP, en colaboración con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) ha comenzado a analizar la factibilidad de adoptar un nuevo modelo de gobernanza y gestión territorial, inspirado en los Parques Naturales Regionales de Francia (PNR). Los PNR se caracterizan por ser un modelo de ordenamiento territorial que promueve el desarrollo económico local sustentable a escala de paisaje, con este modelo, la Federación de PNR ha fortalecido la identidad de regiones específicas promoviendo buenas prácticas ambientales en productos, servicios y procesos. Para implementar este modelo en México, se ha trabajado en distintos ámbitos, por una parte, con The Nature Conservancy en el análisis de pertinencia y factibilidad de adoptar este modelo en el país, y una segunda fase de esta consultoría permitirá definir los mecanismos jurídicos e institucionales para su adaptación. Por otro lado, a través de un estudio realizado por DAI – México se analizó el mercado para distintos productos provenientes de las ANP y elaborados con prácticas sustentables, para definir los esquemas de certificación potenciales para implementarlos y posicionarlos. Aunado a ello, a partir del 2014 comenzará la implementación en campo de un proyecto piloto para poner a prueba el funcionamiento de este esquema de conservación regional, basado en un ordenamiento del territorio concertado, que además involucre a distintos actores y promueva el desarrollo económico local, a través del  manejo sustentable de los recursos naturales y el reconocimiento cultural de la región de Jalisco, México.

———————————————————————————————————

Evolución de la gobernanza en Belize

Amanda Burgos Acosta¹

¹Belize Audubon Society. organización no gubernamental. 16 North Park Street, Belize City, Belize PO BOX 1001. Teléfono (501) 223-4988. executivedirector@belizeaudubon.org.

 El 21 de septiembre de 1981 Belice (anteriormente conocido como Honduras Británica), obtuvo su independencia de  Gran Bretaña. En noviembre de 1981 se firmó la Ley de Áreas Protegidas. Desde ese momento, como una nación joven que debía establecer su democracia, se inició un movimiento de la sociedad civil de Belice para dirigir la gestión de las áreas protegidas. Esto llevó al establecimiento de una serie de arreglos de comanejo entre organización de la sociedad civil y el gobierno, para manejar la mayoría de las áreas protegidas del país. Más recientemente en 2006 con el desarrollo del Plan del Sistema Nacional de Áreas Protegidas se inició la formalización de la gobernanza de las áreas protegidas. En la actualidad, Belice se encuentra implementando diferentes iniciativas para estructurar eficientemente la gobernanza y los procesos administrativos del sistema nacional de áreas protegidas.

———————————————————————————————————

Replanteando las “zonas culturales”: sostenibilidad duradera a partir de la gobernanza indígena en la Mosquitia

Manuel Orlando Calderón¹,

¹Coordinador Equipo Técnico, Miskitu Asla Takanka (MASTA) Miskitu Asla Takanka (MASTA), Puerto Lempira, Gracias a Dios, Honduras, mastamiskitu@yahoo.com

MASTA “Miskitu Asla Takanka” es la máxima autoridad de representación política y territorial del pueblo Indígena Miskitu, en la Mosquitia Hondureña, con una población de aproximadamente 50 mil personas e integra 12 Consejos Territoriales. La Mosquitia tiene una cobertura forestal de aproximadamente 1.4 millones de hectáreas, que constituye el 30% de los bosques del país; 70% de los bosques latifoliados se encuentran en territorios indígenas o afro hondureños. Los territorios Miskitu presentan un traslape importante con la Reserva de la Biosfera del Río Plátano (RBRP), declarada por la UNESCO, en 1980, Patrimonio de la Humanidad y Reserva de la Biosfera. Esta área tiene una extensión de 800,000 ha y cubre 57% de la Mosquitia. El Pueblo Miskitu se opone a las áreas protegidas como una forma de expropiación y violación de los derechos territoriales indígenas. Este pueblo exige que las áreas protegidas ya creadas, tengan un régimen especial, por ser territorios indígenas, antes de ser áreas protegidas; de esa manera los pueblos originarios no pierden sus derechos a los territorios. Se ha logrado avances importantes en el fortalecimiento de las condiciones de la gobernanza indígena en la Mosquitia por medio del reconocimiento de los derechos del Pueblo Miskitu, con la titulación de 760 mil hectáreas de territorio, en 2013. La mayoría de los títulos restantes se traslapan con la Zona Cultural del RBRP y requieren desmembramiento de sus títulos que fueron hechos a favor del Estado; un proceso en camino pero no completado. Este proceso es único en la región, y a la vez de abrir nuevas oportunidades para el fortalecimiento de la gobernanza territorial indígena y la conservación, también plantea una nueva serie de preguntas sobre la gobernanza, a partir de los derechos reconocidos.

——————————————————————————————————–

Refugio Nacional de Vida Silvestre Barra del Colorado: Un caso de la gobernanza de áreas protegidas

Erick Herrera Quesada1, Maria Elena Herrera¹, Luis Rojas Bolaños² y Masaki Osawa²

1Refugio Nacional de Barra del Colorado, Área de Conservación Tortuguero, Sistema Nacional de Áreas de Conservación. Apdo.: 11384-1000 San José, Costa Rica. Teléfono 506-2710-2929 erick.eq@gmail.com, 2 Área de Conservación Tortuguero, Sistema Nacional de Áreas de Conservación. Apdo.: 11384-1000 San José, Costa Rica. Teléfono 506-2710-2929 melenahz@hotmail.com,  3Proyecto MAPCOBIO, Sistema Nacional de Áreas de Conservación, Costa Rica. Apdo.: 11384-1000 San José, Costa Rica Teléfono (506)2507-8315. lurobo@gmail.com,. masaki.osawa@sinac.go.cr

El concepto de gobernanza está siendo cada día más importante en la gestión de áreas protegidas, sin embargo, no se han presentado muchos casos reales y sigue siendo un concepto abstracto.

El Refugio Nacional de Vida Silvestre Barra del Colorado (REBACO) se ubica en noreste de Costa Rica con una extensión de 81.700 ha y es un área protegida que consiste de los territorios estatal y privados, donde se permiten actividades productivas tales como agricultura, ganadería y silvicultora, con aproximadamente 2.500 habitantes locales con y sin título de propiedad de terreno pero siempre ocupándolo.

Debido a la carencia de recursos humanos, la administración del REBACO dependía  del Parque Nacional Tortuguero (PNT) desde la creación del mismo en 1985, el manejo del mismo consistía principalmente en el control y la protección, y ocasionaba un conflicto fuete entre la autoridad y los habitantes locales. Sin embargo, la Área de Conservación Tortuguero (ACTo), la estructura responsable de la administración del REBACO, cambió la estrategia de la administración del REBACO, haciendo independizar del PNT en 2007 bajo un concepto de un manejo participativo donde se involucra los actores locales como un colaborador importante de la administración del REBACO. ACTo asignó un administrador, 4 guardarrecursos y contrató a 6 funcionarios profesionales. Además, solicitó una cooperación internacional de 3 años para capacitar al personal e implementar un manejo participativo. El proyecto de cooperación internacional terminó en 2010 con un resultado positivo y la administración apropió el concepto del manejo participativo que se puede considerar como un sinónimo de la gobernanza ya que el papel más importante de la administración es coordinar y organizar más de 80 actores locales identificados para el fin de la conservación de la biodiversidad y el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes locales en el REBACO.

——————————————————————————————————–

Mecanismo público y privado de manejo de cuencas en el embalse El Cajón, Honduras

José Francisco Leiva1, Erik Estrada1, Roger Mendoza1, Alejandro San Martín2

1Unidad Manejo de Cuencas, Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), El Cajón, Santa Cruz de Yojoa, Cortés, Honduras. Teléfono (504) 9792-8865,  titocajon_1969@hotmail.com, 2Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forstal (ICF), Barrio El Centro, San Pedro Sula, Cortés, Honduras. Teléfono (504) 2557-0681, alsanmar1@yahoo.com

La Unidad Manejo de Cuencas (UMC) es la encargada del co-manejo de los recursos naturales de la Zona Forestal Protegida del embalse El Cajón (ZFPEC), asignada desde el año 1988. Durante este tiempo se han implementado diferentes estrategias de manejo de cuencas; en los primeros años se contrataron vigilantes forestales, para resguardar los recursos naturales de los siete municipios rivereños al embalse, luego con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo se implementó una estrategia de protección incorporando aspectos productivos y organizativos con la población de unas 60 comunidades de la ZFPEC en un área aproximada de 46,000 hectáreas.

Desde el 2002 establecimos un mecanismo público y privado, que nos ha permitido tener mayor sostenibilidad en cuanto al manejo de los recursos naturales de la ZFPEC. La ENEE firma convenio de explotación del embalse con Aquafinca St. Peter Fish, empresa que se dedica a la producción de tilapia para la exportación de filete fresco. Este convenio tiene como finalidad dar oportunidad de empleo a las poblaciones de la zona, dando una oportunidad de ingreso a las familias, disminuyendo de esta manera la presión ejercida por los habitantes en los recursos naturales, y además establece como requisito que la empresa deberá establecer un modulo de producción, equivalente al 10% de su inversión, para disponer de recursos económicos, que serán destinados en proyectos de desarrollo socio-ambiental en cuatro ejes prioritarios (educación, agua y saneamiento, desarrollo comunitario, y desarrollo productivo).

Actualmente se está desarrollando un proyecto de manejo participativo de cuencas con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) el cual va enfocado a mejorar los conocimientos técnicos y la aplicación de los mismos en 10 comunidades fortaleciendo aspectos de producción sostenible.

———————————————————————————————————

El modelo de gobernanza basado en las normas tradicionales y su aporte a la gestión del Parque Nacional Darién, en Panamá.

Candido Menzua, Cacique General del CGEW

Congreso General Embera Wounan

La Comarca Emberá-Wounan, reconocida en 1983, tiene un área territorial de 438,350 hectáreas y una población aproximada a los 10 mil habitantes.  Posee 16 territorios con sus respectivos títulos colectivos de tierras, comprendidos en dos áreas territoriales, los distritos de Cémaco y Sambú. El 34% de la Comarca traslapa con el Parque Nacional del Darién, creada en 1980, que se extiende a lo largo de la frontera de Panamá con Colombia con un área de 579,000 ha y alberga una rica biodiversidad de flora y fauna, que incluye muchas especies endémicas y en peligro de extinción. A pesar de las restricciones sobre el ejercicio de derechos de estos pueblos impuestos en este Parque Nacional, cabe señalar que las acciones de las comunidades Embera y Wounaan juegan un papel importante en la gobernanza de esta área protegida, tanto dentro como fuera de sus límites. Se suman a estos esfuerzos de gobernanza acciones que califican a estos pueblos como pioneros en el manejo forestal indígena: hoy día cuentan con 177,000 ha bajo planes de manejo, de las cuales 36,000 ha de bosque han sido certificados por el FSC, estas representan el sistema de gestión forestal comunitario más representativo en este país.

——————————————————————————————————–

REGULARIZACIÓN DE TIERRAS NACIONALES EN ÁREAS PROTEGIDAS

*Martha Leticia Mioñez Hernández1, Alejandra Reyes Pereira2

1Departamento de Áreas Protegidas, Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, martha_mh10@yahoo.com, Teléfono (504)33199757, Apartado Postal No. 3481, Tegucigalpa, Honduras. 

2Departamento de Áreas Protegidas, Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, alejandrareyes1@gmail.com, Teléfono (504)31776298, Apartado Postal No. 3481, Tegucigalpa, Honduras.

El proceso de Regularización de tierras nacionales de vocación forestal de acuerdo a la Ley Forestal (Decreto 98-2007), consiste en la  Recuperación, Titulación, Inscripción y Demarcación de las áreas forestales públicas a favor  del Estado de Honduras, se declara de interés público y corresponde exclusivamente al Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF).

El objetivo principal de realizar este proceso en las áreas protegidas está  vinculado a la recuperación de las áreas forestales para mantener su estado y preservar los recursos existentes, principalmente en las zonas núcleos de las mismas, en la zona de amortiguamiento el procedimiento permite la convivencia armónica entre el ser humano y la naturaleza, asignando áreas a los pobladores y comunidades con el objetivo de permitir la participación de las mismas en el manejo de los bosques y a la vez mejorar las condiciones de vida de los mismos.

En las Áreas Protegidas se ha impulsado este proceso, debido a la necesidad de regular el uso de los recursos naturales existentes en las mismas, a la fecha se han regularizado 7 Áreas protegidas, con un total aproximado de 48, 597,90 has, beneficiando a más de 5,000 familias, mediante la asignación de áreas a través de contratos de usufructo ya sean individuales, familiares o comunales suscritos con el ICF como ente administrador de las áreas nacionales de vocación forestal y las áreas protegidas.

Las experiencias de regularización han sido exitosas teniendo en cuenta que es un proceso nuevo y que existen muchos factores determinantes y específicos para cada una de las áreas, entre las que se pueden mencionar la presencia de pueblos indígenas y los conflictos sociales e implicaciones que trae consigo el tema de tierras ya que la tenencia de las mismas no está determinada en su efecto es ocupada por poseedores complicando con el manejo de los recursos naturales porque su interés u objetivo son diferentes a los propuestos para un área protegida.

——————————————————————————————————–

Una Alternativa Comunitaria para el Manejo del Patrimonio Natural del Estado

Franklin Paniagua¹

¹CEDARENA, Centro de Derecho Ambiental y de los Recursos Naturales 134-2050 San Pedro, Costa Rica. fpaniagua@cedarena.org 

El artículo 13 de la Ley Forestal define el Patrimonio Natural del Estado (PNE) como aquellos terrenos propiedad de las municipalidades o las instituciones del Estado con bosques o que sean de aptitud forestal. Estos terrenos deben ser administrados por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE).  De acuerdo a las interpretaciones de la Procuraduría General de la República la “administración” del PNE requiere el traslado registral de los terrenos al MINAE. Una vez bajo su control los terrenos solo se pueden usar para ecoturismo, ciencia o educación ambiental (art.18 Ley Forestal). El proceso de identificación, catalogación y transferencia del PNE al MINAE ha sido oneroso y excesivamente complejo por la variedad de situaciones de ocupación que presentan los terrenos con bosque en manos de las municipalidades o instituciones como el INDER (IDA). Además, una vez bajo el MINAE estos terrenos tienden a quedar en situación de abandono porque al ser pequeños parches de bosque se dificulta vigilancia.

Esta ponencia presenta el caso de uno de estos parches de bosque que siendo originalmente parte de un asentamiento campesino del INDER (IDA) debía ser trasladado al MINAE como PNE.  Su tralado implicaba los problemas de transferencia y posterior vigilancia señalados anteriormente. Sin embargo, a través de un proceso de dialogo y negociación liderado por un grupo comunitario y apoyado por los funcionarios regionales del INDER (Sarapiqui) y del Area de Conservación Cordillera Volcanica Central (ACCVC) se alcanzo un modelo innovador de gestión comunitaria del bosque. Este modelo se apoya en la figura del permiso de uso (154 LGAP) y tiene el potencial para ser replicado en otros lugares con condiciones ambientales y sociales similares.

———————————————————————————————————

Participación en la gestión de Áreas Protegidas: Casos que promueven el enfoque de derecho y la equidad social

María Pía Hernández1

1 Coordinadora de la Unidad de Biodiversidad y Derechos, Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Oficina Regional para Mesoamérica y el Caribe. 75m Sur del AutoMercado Los Yoses, San Pedro de Montes de Oca, San José, Costa Rica.  pia.hernandez@iucn.org   

La gestión participativa de las áreas protegidas (AP), incluyendo aquella que potencia la institucionalidad indígena, es una de las formas de participación en la conservación de la biodiversidad que más ha aumentado en Centroamérica. Alrededor de una quinta parte del Sistema Centroamericano de Áreas Protegidas se sustenta en un modelo participativo de gobernanza que, según información empírica, es el que ofrece más posibilidades de mejoramiento no sólo en la gestión, sino también en la distribución justa y equitativa de los beneficios derivados de la biodiversidad.

Aunque no existen investigaciones concluyentes acerca de los diferentes niveles de eficacia entre los modelos centralizados y no participativos con respecto a otros esquemas de gestión más participativa y descentralizada, UICN está desarrollando, junto a organizaciones indígenas y comunidades forestales, estudios de caso para dar a conocer el valor de diferentes mecanismos de participación en la gestión de áreas protegidas. Estos mecanismos, a menudo son un vehículo para promover la buena gobernanza, la democracia y la paz, así como la conservación y el desarrollo, contribuyendo a disminuir la inequidad social y alcanzar una distribución de beneficios más justa y equitativa por medio del involucramiento de las comunidades locales.

Se presentarán los resultados preliminares en cuanto a lecciones aprendidas, efectividad de gestión, e inclusión, para los siguientes casos:

1. Nicaragua: Reserva de Biósfera Bosawas y la Nación Mayagna. 

2. Honduras: Reserva de Biosfera y Sitio de Patrimonio Mundial Río Plátano y las recientes titulaciones del territorio a los Miskitos Hondureños.

3. Guatemala: Reserva de Biosfera Maya, Parque Nacional Tikal (Sitio de Patrimonio Mundial), Parque Nacional Yaxhá-Nakum-Naranjo y las concesiones forestales comunitarias de la Asociación de Comunidades Forestal de Petén (ACOFOP).

———————————————————————————————————

Utilidad Práctica del Monitoreo de la Gobernabilidad de la Reserva de Biosfera Maya, Guatemala

*Victor Hugo Ramos1, *Benedicto Lucas2

1Centro de Monitoreo y Evaluación del Consejo Nacional de Áreas Protegidas de Guatemala (CONAP), San Benito, Petén, Guatemala. Teléfono (502) 7926-1011, vhramos@conap.gob.gt, 2 Consejo Nacional de Áreas Protegidas de Guatemala (CONAP), 5ta. Avenida 6-06, Zona 1. Edificio IPM, 7mo Nivel, Ciudad de Guatemala, C.A., Teléfono: (502) 2422-6700, Fax (502) 2253-4141, benelucas@conap.gob.gt

Las áreas protegidas de Mesoamérica están sujetas a presiones crecientes que implican nuevos retos para su administración en particular de aquellas que se ubican en áreas fronterizas.  Muchas de las entidades que administran áreas protegidas, donantes y organizaciones de la sociedad civil invierten una cantidad significativa de fondos en la protección de las mismas.  Existen, sin embargo pocos ejemplos de la medición de la eficiencia de dichas inversiones en el mantenimiento de la gobernabilidad como un factor que asegura la persistencia de los elementos de patrimonio (natural y cultural) que se intenta proteger.  Para enfrentar este desafío el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP) de Guatemala, ha instituido un sistema de monitoreo de la gobernabilidad de la Reserva de Biosfera Maya, el área protegida más grande de Guatemala.  El sistema que presentamos incluye indicadores sobre la integridad del paisaje, las inversiones que se hacen en su administración, la aplicación de la ley y aspectos de las poblaciones humanas dentro del área. 

Presentamos así mismo la forma en la que esta información se usa para mejorar la gestión, apoyar las decisiones de manejo, apoyar actividades de incidencia, comunicación y diálogo con otras instituciones del Estado de Guatemala, cooperantes y sociedad civil y finalmente como una herramienta para elevar el perfil de la RBM y del CONAP como institución.

——————————————————————————————————–

La autonomía como ruta hacia territorios sostenibles: el caso de la Costa Atlántica Nicaragüense

Reynaldo Francis*, Presidente Yapti Tasba Masraka Nani Asla Takanka (YATAMA)

Yapti Tasba Masraka Nani Asla Takanka (YATAMA, Organización de los pueblos de la madre tierra), Edificio del Consejo Regional Autónomo, Bilwi, Puerto Cabeza, Nicaragua, reyfrancis575@gmail.com.

Yapti Tasba Masraka Nani Asla Takanka (YATAMA, Organización de los pueblos de la madre tierra) YATAMA es una organización de base social de los pueblos indígenas, principalmente en la Costa Caribe, pero, también, a nivel nacional en Nicaragua con vinculación e incidencia en procesos políticos. La organización integra miembros indígenas, Kriol y Garífuna. Estas poblaciones suman a aproximadamente 157mil personas en la Región Autónoma Atlántica del Norte (RAAN) y la Región Autónoma Atlántica del Sur (RAAS). YATAMA ha participado en procesos políticos, desde 1990, y ha jugado un papel clave en promover el proceso de restitución de derechos de la Costa Atlántica, por medio de un acuerdo con el Gobierno, en 2007, de implementar la ley 445 que regula la propiedad comunal de los pueblos indígenas y afros de la Costa Caribe, y el proceso de demarcación, titulación, saneamiento y gestión de los territorios comunales. Por medio de este proceso, se ha logrado titular por lo menos 17 territorios con una extensión territorial de 2.5 millones de hectáreas.  Juntos las áreas de la RAAN y la RAAS contienen 62% de los bosques del país; cabe señalar que la RAAN, junto con los bosques de la Mosquitia Hondureña, constituye una de las masas forestales continuas más importantes de Centroamérica.  En la RAAN y la RAAS también se presenta una fuerte traslape con áreas de conservación que restringen los derechos de los pueblos de la Costa Atlántica, incluyendo la presencia de 18 áreas protegidas  con una extensión de 1,762,536 hectáreas, que representan, aproximadamente, 80% de las áreas protegidas de Nicaragua, y casi 30% de la extensión de la RAAN y RAAS. El desafío pendiente es generar las condiciones necesarias para la expansión de iniciativas como éstas, basadas en el reconocimiento y apoyo de los derechos de los pueblos de la Costa Atlántica.

———————————————————————————————————

Armonización de Categorías de Manejo del SINAPH con las Categorías de Manejo de la UICN, Honduras, Centro América

Oliver Schlein1, *Henry Geovany Granados2, Karla Lara1

1 Departamento de Ambiente y Desarrollo, Escuela Agrícola Panamericana (Zamorano, Honduras),  klara@zamorano.edu http://www.zamorano.edu oschlein@aol.com Teléfono (504) 9464-450

2Departamento de Áreas Protegidas, Instituto Nacional de Conservación y Desarrollo Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, henrygran@yahoo.es Teléfono (504)8860-7199, 223-7387, Apartado Postal No. 3481, Tegucigalpa, Honduras.

Actualmente, el Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Honduras (SINAPH) cuenta con al menos 17 categorías de manejo, en donde al conocer in situ ciertas  áreas no cumplen con la categoría con la que fueron declaradas, en otros casos, la categoría asignada no está conceptualizada y normalmente está definida para un área en particular, dificultando así la identificación de los objetivos de conservación y su manejo.

El Presente estudio analiza las características físicas, biológicas, teóricas y objetivos plasmados en las categorías de manejo del SINAPH y las que establece la UICN. El objetivo es generar un sistema armonizado con las normas internacionales que aportará en la difusión de mejores prácticas a nivel de ecosistema y gestión de recursos, como también ayudará como país a encaminar la acción en cumplimiento de lo establecido en el Convenio de Diversidad Biológica y el Programa de Áreas Protegidas. Con esta iniciativa se pretende que la normativa y el proceso de categorización sean más prácticos y compatibles con los conceptos internacionales.

Durante el estudio se desarrolló una metodología basada en claves y hojas de evaluación, basándose mayormente en las características específicas de la zona y respaldada por información base que se ha generado en el Área.

Como resultado, se pudo determinar que teniendo un amplio conocimiento del área protegida, se puede identificar su equivalencia de manejo con la propuesta por la UICN, así mismo que la mayor parte de las áreas protegidas de Honduras, se encuentran o se deberán orientar en categorías más abiertas, esto por la gran cantidad de comunidades que se benefician y/o conviven dentro y en sus zonas de influencia.  En algunas áreas protegidas por su complejidad o falta de información, necesitan mayor análisis y levantamiento de datos, y así poder definir que categoría de manejo sería la más adecuada de implementar.

——————————————————————————————————–

Hacia una conservación efectiva y equitativa de la gobernanza marina en Costa Rica: Experiencia en la práctica.

Autores: Vivienne Solis Rivera, Marvin Fonseca Borrás, Patricia Madrigal Cordero y Roberto Cubillo.

CoopeSoliDar R.L.

Resumen:

Más allá de las áreas protegidas marinas, el país busca el cumplimiento de sus compromisos internacionales hacia sistemas de gobernanza y manejo integral de los recursos costero-marinos que permitan a diversos sectores de la población como pescadores artesanales, contribuir y defender su resiliencia social y ambiental para garantizar un uso sostenible de los recursos marinos basado en principios de derechos humanos.

En este país como en el resto de Centroamérica las comunidades indígenas y locales cercanas a la costa han desarrollado un vínculo productivo y de bienestar con los recursos naturales, sin embargo son estas las poblaciones humanas con mayor resago en sus avances sociales, educativos y económicos.  El componente ambiental marino es uno de fundamental importancia para la reducción de la pobreza y la apertura de oportunidades democráticas para un manejo efectivo, justo, equitativo, participativo y eficaz de los recursos del mar.

Esta ponencia explora las formas en que Costa Rica ha desarrollado iniciativas importantes hacia el reconocimiento de nuevas formas de gobernanza marina que sumadas a la Estatal garanticen el rescate a la identidad y seguridad alimentaria de los pueblos. Se espera rescatar las lecciones aprendidas de iniciativas como las áreas marinas de pesca responsable, y otras formas de manejo local que en la práctica han logrado avanzar hacia objetivos integrales de conservación y desarrollo de los recursos marino.

———————————————————————————————————

El lugar de los Territorios  Indígenas  de  Conservación/TIC en el marco del Sistema Centroamericano de Áreas Protegidas, SICAP. 

Levi Sucre Romero, ¹

¹ Coordinador de la Comisión Ejecutiva AMPB, Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques.

Desde septiembre de 2007 que se aprobó en el 61° periodo de Sesiones de la ONU, la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas. Este instrumento jurídico internacional marca un antes y un después en materia de los derechos políticos y territoriales de los pueblos indígenas, y en particular debe destacarse su influencia en los temas referidos a la conservación de la biodiversidad. La Declaración que reconoce a los pueblos indígenas como titulares de derecho a la Libre Determinación  y al Autogobierno, comprende  un reconocimiento a los sistemas de gobiernos indígenas, el reconocimiento a la soberanía y titularidad sobre sus tierras, territorios y los recursos naturales contenidos en sus jurisdicciones. El II Congreso  Latinoamericano  de Parques y Áreas Protegidas-CLAP de Bariloche en octubre de 2007, y IV Congreso Mundial de la UICN de Barcelona en octubre de 2008 adoptaron la Declaración en todos sus términos  y alcances, abre una oportunidad para armonizar las políticas, principios, marcos conceptuales, categorías y métodos de relacionamiento entre los Pueblos Indígenas y el resto de la comunidad de la conservación. Es importante hacer un balance acerca del avance en materia de reconocimiento de la Gobernanza de Áreas Protegidas a cargo de los Pueblos Indígenas y las lecciones aprendidas en materia de la aplicación práctica del llamado “enfoques basado en derechos” en la gestión de las áreas protegidas en Mesoamérica e identificar estrategias para el reconocimiento de  los Territorio  Indígena  de  Conservación/TIC como un modelo legítimo de gobernanza en territorios ocupados por Áreas Protegidas.

——————————————————————————————————–

Retos y oportunidades del APFF “Laguna de Términos”, a 20 años de su decreto

Guillermo J. Villalobos Zapata1

Instituto EPOMEX-UACAM. Av. Agustín Melgar s/n, esq. Juan de la Barrera, Col. Buenavista, C.P. 24039, San Fco. de Campeche, Campeche, México. Tel. (052) 981-8119800 ext. 2010101. gjvillal@uacam.mx. http://epomex.uacam.mx

Se presenta: a) Algunos de los retos y oportunidades que enfrenta la gestión y planeación del Área de Protección de Flora y Fauna “Laguna de Términos” (706,000 Has), a 20 años de su decreto; b) La complejidad de la convivencia de ecosistemas críticos como humedal costero, sistemas fluviodeltaicos y lagunares (la laguna costera más grande de México), su biodiversidad terrestre y acuática (local y migratoria), con el segundo asentamiento en densidad del estado de Campeche (asentado en una isla de barrera) y teniendo frente a su límite marino a la zona más importante de plataformas petroleras de México; c) Las gestiones y acciones principales, que Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), sector de investigación y  la sociedad civil y sector productivo (incluido el propio PEMEX), han llevado a cabo en estos 20 años para mantener vigente la misión del decreto de esta área protegida costero marina, tan significativa para la política nacional de conservación en México.

Se presenta el cambio de uso de suelo que ha tenido en ese lapso de tiempo, con la pérdida más significativa de manglar (has.) para rellenos y asentamientos humanos tanto regulares como irregulares no planificados, la perdida de playa por erosión marina,  el cambio en la composición de especies dominantes de peces ante cambios en la salinidad, transparencia y aporte de agua dulce en el cuerpo lagunar principal.

La necesidad de actualizar la zonificación del ANP, así como, fortalecer la participación de sectores y ciudadana, con acciones más incluyentes pero también más corresponsables. Finalmente se plantea la aplicación de indicadores para evaluar: la propia gestión de las autoridades de la CONANP, los proyectos y programas aplicados en las diferentes zonas del APFF “Laguna de Términos”.

——————————————————————————————————–

Responsabilidades Compartidas: Participación de grupos de base en la Gestión del Parque Internacional de la Amistad.

Gravin Villegas Rodríguez¹

1Administrador, Parque Internacional de la Amistad (PILA), ACLAP-SINAC. Pérez Zeledón, Daniel Flores, Barrio Villa Ligia de la UNED 100 metros este, 100 metros sur. Apartado 701-8000 PZ (506) 2200-5355. gravin.villegas@gmail.com.

En la zona de amortiguamiento del Parque Internacional la Amistad, Sector Pacifico se localizan dos procesos humanos con historia y características distintas, por un lado la población blanca y mestiza y por otra parte están los indígenas con características socioculturales de las étnicas naturales de Talamanca que habitan los territorios indígenas de Ujarrás, Salitre y Cabagra.

Los grupos locales organizados de la población no indígena en conjunto con la administración del área silvestre protegida han intensificado la promoción de diversas actividades socioambientales y productivas bajo prácticas de sostenibilidad ambiental.

Un efecto de estas acciones locales ha sido la conformación de la Red de organizaciones locales (Red Quercus). Esta red está compuesta por grupos organizados de las comunidades de Tres Colinas, Biolley,  Brunka y La Lucha. Su objetivo es el de gestionar y llevar a cabo actividades destinadas a mejorar la calidad de vida de los vecinos del PILA-Sector Pacífico y apoyar así la conservación de los recursos que se protegen.

Algunos ejemplos de estas actividades: implementación de programas conjuntos como: educación ambiental, monitoreo biológico, corredores biológicos, uso público, promoción de producción sostenible como café, mora y miel, mantenimiento de senderos, celebración del aniversario del parque, capacitación a guías locales,  control de incendios forestales, patrullajes conjuntos para detectar delitos ambientales y monitoreo de vida silvestre dentro y fuera del área silvestre.

Esfuerzos similares están siendo promovidos con los territorios indígenas donde se implementa la agenda indígena y otras organizaciones y comunidades no indígenas que no están incluidas en  la Red Quercus.

——————————————————————————————————–

SIMPOSIO 2 GESTION DEL CONOCIMIENTO

Importancia de la investigación en las áreas protegidas, estudios en especies de fauna silvestre en el Parque Nacional Carara y su área de amortiguamiento

*Adrián Arce-Arias1 y Wataru Honda2

1 Oficina del MINAET, Barrio Santa Cecilia en Santiago de Puriscal, San José, Costa Rica, adrianarce50@gmail.com

2 Oficina de Cooperación Internacional de Japón y Universidad de Tokio, Escuela de Graduados de Ciencias de la Frontera, Departamento de Recursos Naturales y estudios ambientales, Japón, wataru_honda@nenv.k.u-tokyo.ac.jp

Durante mayo del 2010 y diciembre del 2012 se desarrollaron diferentes estudios científicos con el fin de evidenciar el estado poblacional de las especies Guatusa (Dasyprocta punctata), Pizote (Nasua narica), Mono cara blanca (Cebus capucinus), Mono Congo (Alouatta palliata), Mono araña (Ateles geoffroyi), Saíno (Pecari tajacu ),  Venado cola blanca (Odocoileus virginianus) y lapa Roja (Ara macao), esto con el fin de evidenciar la abundancia relativa  y áreas de avistamiento dentro de los senderos del Parque Nacional Carara.

Además durante este mismo periodo se realizó un estudio sobre mortalidad de animales silvestres en carretera en el límite Noroeste del Parque Nacional  donde  se registraron los siguientes grupos de vertebrados: 90 mamíferos, 34 aves, 173 reptiles y un aproximado de 5600 anfibios. Este último grupo fue afectado por mortalidad masiva durante la época reproductiva, ya que muchos anfibios utilizan posas temporales a lo largo de la carretera y potreros frente al parque. Las especies que sufrieron mortalidad masiva fueron (Bufo coccifer), (B. marinus), (Agalychins callidryas), (Phrynohyas venulosa) y (Scinax elaeochroa). La especie de mamífero mas frecuentemente atropellada fue el oso colmenero (Tamandua mexicana) con 16 individuos, además, se registraron 3 ocelotes (Leopardus pardalis), especie que está en peligro de extinción. Gracias a toda esta información es que se logran obtener datos de interés  para la toma de decisiones y se pueden justificar las  medidas de mitigación para minimizar los atropellos sobre la vida silvestre.

——————————————————————————————————–

Situación del jaguar en el Parque Nacional Tortuguero y su área de amortiguamiento, Costa Rica

*Stephanny Arroyo-Arce1, James Guilder2, Roberto Gramajo2, Roberto Salom-Pérez3

1Instituto Internacional en Conservación y Manejo de Vida Silvestre, Universidad Nacional, 1350-3000 Heredia, Costa Rica. Teléfono (506) 88-25-54-99. sturnina@gmail.com, 2Global Vision International/GVI Costa Rica, 60601 Quepos, Costa Rica, 3Panthera Costa Rica, 8-3870-1000 San José, Costa Rica.

El Parque Nacional Tortuguero forma parte de las Unidades de Conservación del Jaguar, y por consiguiente, es un área prioritaria para encauzar los esfuerzos de conservación del felino. Debido a la importancia del área, y a los vacíos de información existentes, se evaluó la situación actual del jaguar Panthera onca tanto en el Parque como en el área de amortiguamiento. Se colectaron datos de detección/no detección del jaguar mediante cámaras trampa ubicadas dentro del Parque, y se realizaron encuestas en las comunidades del área de amortiguamiento. Posteriormente, se emplearon modelos de ocupación para identificar los atributos del hábitat que mejor explicaban la presencia del felino en el área de estudio. Durante Junio 2012 a Junio 2013 se identificaron 18 jaguares dentro del Parque, de los cuales 17 se reportaron exclusivamente en el hábitat costero (24 km de franja de playa, aproximadamente). En el área de amortiguamiento, las comunidades con una mayor presencia del felino coincidieron con las zonas más conflictivas, en relación a la cacería de las especies presa y la depredación de jaguar sobre el ganado y animales domésticos. En general, se observó que la probabilidad de ocupación del jaguar se incrementaba a medida que aumentaba la presencia de la tortuga verde Chelonia mydas, y disminuía conforme la distancia al hábitat costero se incrementaba. La alta concentración de jaguares en el hábitat costero podría estar asociada a tres factores: el incremento en el desarrollo agrícola que ha sufrido el área de amortiguamiento en los últimos años, la disminución de las principales especies presa del jaguar como resultado de la cacería, y por último, a la alta disponibilidad de presas (específicamente las tortugas marinas) presentes en la playa.

——————————————————————————————————–

Desafíos en proyectos de investigación a largo plazo, Estación Biológica Caño Palma, Barra del Colorado Refugio de Vida Silvestre

*  Elias Bader 1 , Kymberley Snarr 2 , Charlotte Foale1

1 La Estación Biológica Caño Palma, Limon, Costa Rica. 001-506-2709-8052. station@coterc.org , 2 Department of Anthropology, Laurentian University, 1 Georgian Drive, Barrie, L4M 3X9, Ontario, Canada; Director of Conservation and Research, Canadian Organization for Tropical Education and Rainforest Conservation (COTERC) , P.O. Box 335. Pickering, Ontario, L1V 2R6, Canada. http://www.coterc.org , conservation@coterc.org .

La Estación Biológica Caño Palma (EBCP) fue fundada en 1991. Recibe el apoyo de la Organización Canadiense COTERC  (Canadian Organization for Tropical Education and Rainforest Conservation), esta organización está registrada como una organización de caridad sin fines lucrativos, con sede en Ontario, Canadá, su misión es promover la educación, la investigación, la conservación y la uso de los recursos naturales en los trópicos. La EBCP se encuentra en las tierras bajas costeras de la selva tropical en el extremo sur del Refugio de vida silvestre Barra del Colorado, al noreste de Costa Rica. Los programas de monitoreo para diferentes taxones se han desarrollado y están en marcha para comprender las tendencias en la diversidad y la salud del ecosistema en esta gran zona protegida. Los proyectos de monitoreo actuales incluyen grandes mamíferos, parcelas forestales, serpientes, aves costeras, caimanes, climatología y el programa de anidamiento de tortugas marinas. Todos estos proyectos son apoyados por el Ministerio de Ambiente, Energía y Mar (MINAEM). Con regulares informes anuales entregados se trata de proporcionar ayuda en la gestión y en la toma de decisiones políticas respecto a esta zona. Estos proyectos de monitoreo a largo plazo incluyen la obtención de financiación coherente, adecuada dotación de personal y la recogida de datos de calidad que implica la ciencia ciudadana. El actual Coordinador de Investigación de la EBCP examinará estos grandes retos a los que se enfrenta en el mantenimiento de los proyectos, cómo gestionar estos desafíos y realizar la transferencia de conocimientos a nivel local, nacional y la comunidad mundial como se produce actualmente.

———————————————————————————————————

Conocimientos Ancestrales sobre la Biodiversidad de la Madre Tierra

*Bayron Bin1, Higinio Pù Cach2, J. Hernandez, M. Zander3

1Coordinador de Pueblos Indígenas y Sociedad Civil, CONAP, Región VIII, Peten Guatemala, teléfono 79528800, conappeten@conap.gob.gt. 2Defensoria Indigena Wajxaqib` No`j, 6ª. Avenida y 2ª. Calle A lote 20 zona uno, Chimaltenango, Telefono (502) 7873-9505, defensoriaindigenawn@gmail.com.   3Proyecto de Desarrollo Rural Integral –DRI- en la Zona Sur de Peten, Pastoral Social de Peten –VAP-, teléfono 79261250, pastoralsocialpeten@gmail.com.

La presente ponencia contiene elementos relativos a los conocimientos comunitarios de ancianas, ancianos, hombres y mujeres mayas y Xinkas sobre las tierras y bosques comunales y su biodiversidad.  En Guatemala viven 4 pueblos: Maya, Xinka, Garifuna y Mestizo, con sus 24 idiomas además del español, durante cientos de años, de generación en generación los conocimientos y prácticas de los pueblos ancestrales se han transmitido y son conocidos como un elemento valioso para la conservación de la diversidad biológica.

Para lograr mayor comprensión del conocimiento tradicional ancestral es importante abordar diferentes aspectos que constituyen parte importante de la cosmovisión, principalmente los siguientes temas: Cosmovisión, tierra y territorio; la biodiversidad.

Se espera que el contenido de la ponencia se divulgue con la intención de retomar y fortalecer los conocimientos ancestrales para el beneficio de las presentes y futuras generaciones.

Por ejemplo: La experiencia enseña al Q´eqchi´, que si no se quema después de la roza, sobre todo donde abunda el monte, los ratones se multiplican en este ambiente propicio y se comen todo el maíz sembrado. La candela es la encargada de darle luz  durante estos días de oscuridad. La semilla absorbe la luz y se va con ella a la tierra, el grano de maíz es considerado como un ser vivo. El sembrar es un acontecimiento de tipo social festivo, la comida que hace para la siembra es la más sagrada de todo el año.  El Q´eqchi´ teme que, si no observa los ritos de costumbre, le vendrá el castigo de parte del Tzuultaq´a Dios Ajaw del Cerro y del Valle.

———————————————————————————————————

Importancia del Manejo activo y la Investigación aplicada en la conservación de especies en peligro.

Aida Bustamante Ho

1Yaguará Investigación y Conservación de Vida Silvestre. Apartado 67-8203. Puerto Jiménez, Golfito. Puntarenas, Costa Rica. abustamante@yaguara.org

2Centro de Rescate Tranquility. Aida.Bustamante@jnsgrp.com

Costa Rica por su ubicación, juega un papel clave en la conservación de ciertas especies que se encuentran en peligro de extinción y cuya distribución continua hacia el Norte y/o el Sur; tal es el caso del jaguar (Panthera onca), danta (Tapirus bairdii), cabro de monte (Mazama temama), mono titi (Saimiri oerstedii) y chancho de monte (Tayassu pecari), entre otras. Sin embargo, la falta de conectividad entre las Áreas Silvestres Protegidas (ASP), los vacíos de información sobre el estado de dichas poblaciones y la limitada capacidad de acción para proteger las ASP además de los corredores biológicos o áreas buffer ocasiona que algunas de estas especies se encuentren en un estado crítico (a nivel genético o de densidad poblacional). Cada ASP fue creada con un objetivo de conservación que debe mantenerse claro para  trabajar de acuerdo a ello, ya que muchas veces el enfoque se va direccionando más hacia la atención de turismo (debido a que con esto es que se mayoritariamente se financian las ASP), que a la conservación de Vida Silvestre que es al fin y al cabo la causa de esa visitación. Es por ello, que si los objetivos se mantienen claros y se trabaja en conjunto con aliados, es más sencillo direccionar la investigación y los programas de Control y Protección. Con el hecho de tener una idea del estado poblacional de estas especies, se pueden llevar a cabo acciones directas –y adaptadas a cada realidad en particular- en la que un ejemplo son los que esfuerzos que se han realizado en la Península de Osa a través de la investigación, el trabajo con los cazadores y ganaderos, programas de compensación por la depredación de animales domésticos y la reproducción de especies presa con el fin de recuperar las poblaciones de jaguar a corto y largo plazo.

——————————————————————————————————–

Epistemología y gestión de la incertidumbre en sistemas complejos interculturales. El caso del Parque Nacional Tapantí Macizo de la Muerte. Costa Rica.

Fabricio Carbonell Torres

Programa de Investigaciones. Parque Nacional Tapantí Macizo de la Muerte. Área de Conservación Amistad Pacífico, Sistema Nacional de Áreas de Conservación. Apartado Postal 1854. Heredia. Teléfono (00506) 22065615. fabricio.carbonell@sinac.go.cr

El conocimiento generado a través de la investigación en Áreas Silvestres Protegidas (ASP) debe ser útil, es decir que ayude a tomar decisiones pertinentes. Esta premisa  aparentemente inocua y lógica, no es tal cuando es vista a través de los conceptos de interculturalidad, transdisciplinariedad e intersubjetividad como discurso epistemológico. La importancia de generar preguntas de investigación, tiene que pasar necesariamente por comprender que las ASP son sistemas complejos, sistemas socioecológicos, con alto grado de incertidumbre y son estos conceptos, los que  pueden ayudar a mejorar los programas de investigación no sólo para “resolver problemas” sino para comprender el verdadero rol de las ASP en la sociedad. La interculturalidad al igual que la intersubjetividad se refieren al respeto por visiones de mundo de culturas y percepciones diferentes, como las provenientes de los pueblos indígenas, en este caso es notorio el hecho que se tienen que llegar acuerdos entre las diferentes visiones de mundo y por tal motivo, hay que ceder con respecto a nuestros paradigmas. La transdisciplina, contribuye a la capacidad de ver por encima de las diferentes disciplinas científicas, tanto naturales como sociales, sobre todo cuando se trata de sistemas complejos con propiedades que van mas allá de las observadas en sus elementos aislados. Así, en el Parque Nacional Tapantí Macizo de la Muerte (PNTMM), por medio de reuniones con científicos de diversas disciplinas, pobladores de comunidades rurales y conocedores indígenas, se definieron preguntas y procesos de investigación que involucran no sólo a los “servicios ecosistémicos” sino también a la incertidumbre ocasionada por el cambio global climático y social.

———————————————————————————————————

Resumen ponencia Red-RSP

Potencial de conservación y sostenibilidad en las Reservas Silvestres Privadas en el SINAP de Nicaragua

*Freddy Cruz1, Equipo Tecnico2, Propietarios de RSP3.

1Red de Reservas Silvestres Privadas, Del Hospital Militar 2c. al lago, ½ c. abajo, 30 vrs. al Lago, Managua, Nicaragua, Tel. +505-22680638, presidente@reservasilvestres.com. 2 Consorcio Barzev Consulting S.A., Centro para la Gestión y Estudios Ambientales GEA y la Fundación Amigos de Río San Juan FUNDAR, Del Portón principal del Hospital Militar 2c al norte, ½ c  al este, ½ c al norte; e-mail: radobarzev@yahoo.com. 3 Propietarios de RSP,  Red de Reservas Silvestres Privadas,  www.reservasilvestres.com

La incorporación de las Reservas Silvestres Privadas (RSP) como unidades del SINAP en Nicaragua, es un reconocimiento al aporte de estas a la conservación. Con la hipótesis que las RSP, aunque pequeñas en tamaño, albergan un alto potencial de biodiversidad, y tienen alta efectividad como mecanismo de conservación, se realizó un estudio enfocado en gestión de las RSP, capital natural, flujos de BSA, situación económica actual y potencial, mecanismos financieros, conectividad. Los indicadores generados están incorporados en el SINIA.

Los espacios naturales que las áreas protegidas nacionales no cubren, pueden llenarse mediante conservación privada, rompiendo el paradigma parquista y desarrollando experiencias que combinan el manejo y preservación de ecosistemas singulares y especies emblemáticas con prácticas productivas sostenibles. Las RSP juegan un papel articulador y dinamizador en el territorio, y además del aporte en materia de mitigación al Cambio Climático, también contribuyen en materia de adaptación.

Los propietarios de las RSP, asumen la responsabilidad y el costo económico de conservar el patrimonio natural que estas poseen, lo cual requiere identificar formas de generar ingresos. Con la puesta en valor de los BSA, se abre la posibilidad de presentar iniciativas desde la oferta y aprovechar oportunidades existentes tanto en el mercado externo como en el interno. Valorar y visibilizar las ofertas económicas de los ecosistemas, puede motivar a la institucionalidad oficial a considerar la gestión privada, ya que aunque por ley la gestión ambiental es una gestión pública, la realidad marca la debilidad estructural de esta situación y es aquí donde la conservación privada viene a complementar los esfuerzos nacionales. Desde una perspectiva sistémica, la mayor fuerza radica en ser una RED nacional y formar parte de una regional, que posibilita una gestión económica y sinergias que potencien los valores naturales y desarrollar iniciativas viables económica y ecológicamente.

——————————————————————————————————–

Mesa de Monitoreo Biológico, Corredor Biológico del Caribe Hondureño

*Iris Mariela Cruz1

1. Centro Regional de Documentación e Interpretación Ambiental(CREDIA),col. El Naranjal, boulevard Cangrejal, Antiguo Jardín Botánico, La Ceiba, Atlántida, Honduras. Teléfono (504) 2442-2610, cruz.irismariela@gmail.com, Coordinadora del Componente de Áreas Protegidas y Biodiversidad.

En el año 2010 con el apoyo financiero del proyecto Procorredor a través del Instituto de Conservación, Desarrollo Forestal Áreas Protegidas y Vida Silvestre, se conforma un espacio denominado Mesa de Monitoreo Biológico del Corredor Biológico del Caribe Hondureño, como una plataforma establecida por diferentes organizaciones  con el objetivo de: 1. Establecer un espacio de concertación que facilite la discusión y el entendimiento interinstitucional sobre el tema de monitoreo biológico vinculándolo al tema de corredor biológico y 2. Promover la participación técnica y política de los actores en el manejo de la biodiversidad en beneficio de todos los habitantes del Corredor Biológico del Caribe Hondureño.

Como estrategia se buscó potenciar la participación del estado, ONG´s, investigadores independientes y todos los actores relacionados al monitoreo biológico en general a fin de fomentar la conectividad institucional. En conjunto se identificaron objetos de conservación en 6 áreas protegidas y se apoyó el establecimiento de protocolos de monitoreo en apoyo al cumplimiento de los compromisos que Honduras tiene en materia de conservación.

Hoy por hoy, la mesa es un espacio permanente de participación que ha trascendido el apoyo financiero de un proyecto, con retos importantes de consolidarse como un brazo de apoyo a la gestión financiera y alimentación del sistema de monitoreo multipropósito del CREDIA para el concentración y disponibilidad de la información, a través de la generación de información fresca de las áreas protegidas y zonas de interconexión que sirva de base para la toma de decisiones efectivas en el CBCH.

——————————————————————————————————–

Efecto del tráfico de embarcaciones sobre la avifauna del Parque Nacional Tortuguero, Costa Rica

Heather Jane Gilbert1, Charlotte Coupland1, Kyle Shackleton1, *Marcelle Muniz Barreto1

1Global Vision International/GVI Costa Rica, 60601 Quepos, Costa Rica. Teléfono (506)89-55-25-49, tortuguero@gviworld.com.

El bosque tropical de Costa Rica es reconocido mundialmente por su belleza y biodiversidad, la cual se puede apreciar a lo largo de los canales acuáticos del Parque Nacional Tortuguero. Dichos canales constituyen no solo el hábitat de la avifauna residente y migratoria, sino que también son rutas de acceso importantes para los turistas, los habitantes locales e incluso para el comercio; por lo tanto, presentan altos niveles de tráfico de lanchas. Los disturbios antropogénicos sobre los canales pueden destruir severamente el entorno natural de los mismos, y por consiguiente, afectar negativamente la supervivencia de muchas especies de aves acuáticas. El objetivo del presente estudio fue evaluar el efecto que tiene el tráfico de lanchas sobre la avifauna acuática, enfocándose en los canales ubicados en el sector sur del Parque. Se seleccionaron cinco canales, cuatro con un tráfico regular de lanchas y uno con acceso restringido. En dichos canales se realizaron muestreos para colectar información sobre las especies de aves acuáticas, así como el tráfico de botes; registrando únicamente aquellos botes observados durante los muestreos. Todos los canales presentaron tráfico de lanchas, por lo cual no fue posible realizar una comparación entre canales con y sin tráfico. Usando el índice de Simpson se reportó que los canales con un mayor tráfico de lanchas tuvieron la menor diversidad de aves acuáticas. Asimismo, los canales donde se permite el tráfico de lanchas presentaron una relación linear negativa entre la biodiversidad y el número de lanchas (R2 = 0.94, p = 0.02). El canal con acceso restringido no presentó el mismo patrón. En un futuro, el proyecto colectará información sobre la vegetación acuática, con el fin de tratar de explicar con mayor detalle el impacto que tienen las lanchas sobre la avifauna del Parque Nacional Tortuguero.

———————————————————————————————————

“SMART” una herramienta para el control y vigilancia en áreas protegidas.

*Paula Giraldo-Ramírez1, *Víctor Hugo Ramos2, *Julio Maaz3

1Wildlife Conservation Society (WCS), Programa Colombia, Cali, Colombia. Teléfono  (57-2)5524533, pgiraldo@wcs.org, 2Centro de Monitoreo y Evaluación del Consejo Nacional de Áreas Protegidas de Guatemala (CONAP), San Benito, Petén, Guatemala. Teléfono (502) 7926-1011, vhramos@conap.gob.gt, 3Wildlife Conservation Society (WCS), Programa Belize, Belize. Teléfono (501) 2233271, jmaaz@wcs.org.

SMART (Spatial Monitoring and Reporting Tool) es una herramienta de recopilación de información, análisis de datos y generación de reportes, que busca ayudar a los administradores de las áreas protegidas a mejorar el monitoreo y el manejo adaptativo en el control y vigilancia, así como a dirigir los esfuerzos y recursos hacia donde más se necesitan. SMART ha sido diseñado por un equipo multidisciplinario en conjunto con responsables de la conservación en todo el mundo, y esta conceptualizado teniendo en cuenta los retos que se afrontan en la protección de la biodiversidad, dadas las crecientes amenazas en un contexto de recursos limitados. SMART se puede utilizar en una amplia gama de contextos de conservación, desde áreas bajo protección estricta hasta zonas de uso múltiple, tanto en ecosistemas terrestres como marinos. Acá mostramos como ejemplo las experiencias obtenidas en Centro y Sur América, en las tres áreas en las que SMART está siendo usado. En Colombia, el Sistema de Parques Nacionales Naturales está realizando pilotos de prueba en 18 de las 56 áreas protegidas, con los cuales se evaluará la actual estrategia nacional de control y vigilancia, para luego implementar SMART en todo el sistema de áreas protegidas; en Guatemala, SMART está siendo implementado en el parque nacional más grande y complejo del país (Parque Nacional Laguna del Tigre), y  en áreas bajo manejo comunitario en la Zona de Usos Múltiples de la Reserva de la Biosfera Maya; en Belice, los oficiales del Departamento de Pesca están implementando SMART en sus nueve áreas protegidas marinas. SMART ha mostrado ser, más que una herramienta de recopilación de datos, un conjunto de mejores prácticas que mejora el control y vigilancia de las áreas protegidas.

———————————————————————————————————

EducaPILA: una experiencia de educación ambiental para la conservación del Parque Internacional de La Amistad

*Roger González-Tenorio1

1Programa de Gestión Comunitaria, Parque Internacional de La Amistad (PILA), ACLAP-SINAC. Pérez Zeledón, Daniel Flores, Barrio Villa Ligia de la UNED 100 metros este, 100 metros sur. Apartado 701-8000 PZ (506) 2200-5355. gonteroger@gmail.com

EducaPILA es el programa oficial de educación ambiental del PILA, avalado por el MEP y SINAC. Esta iniciativa es única en Costa Rica, donde la sociedad civil (representada por la Asociación Conservacionista Red Quercus) asumió un compromiso con la administración del PILA (bajo el marco de responsabilidades compartidas) en donde la educación ambiental figura como un eje transversal para las demás actividades. La población meta son los estudiantes de 32 centros educativos de primaria y cinco de secundaria, así como cinco grupos organizados de la zona de amortiguamiento del PILA. Esta experiencia inició en el 2007 con sesiones de educación ambiental impartidas por educadores ambientales de la Red Quercus. El financiamiento ha permitido abarcar un mayor número de centros educativos y ha generado oportunidades de empleo local remunerado. Las sesiones de educación ambiental son quincenales y constan de 80 minutos, en las cuales se desarrolla el tema establecido en el Manual del EducaPILA. El trabajo del aula se complementa con proyectos demostrativos de huertas orgánicas, rescate de cultura y reciclaje. A pesar de la extensa zona de amortiguamiento, los problemas socioeconómicos de las comunidades aledañas y la escasez de funcionarios del SINAC para gestionar el Área Protegida más grande Costa Rica, el EducaPILA ha permitido que las comunidades vecinas identifiquen y valoren los servicios ecosistémicos que les provee el PILA. Esto ha generado espacios de concertación social y comunicación, que ha contribuido a disminuir problemas y delitos ambientales, entre ellos los incendios forestales: la principal amenaza que enfrenta el PILA.

——————————————————————————————————–

Relaciones Intergeneracionales  y Educación Ambiental una Oportunidad para la Participación y la Gobernanza

*Fainier Guzmán Mora¹

¹Sistema Nacional de Áreas de Conservación, Área de Conservación Cordillera Volcánica Central, Oficina de Sarapiquí, Isla Grande, Horquetas, Sarapiquí, Heredia, Costa Rica.  Teléfono (506) 2764-5029, ext. 112. fainier.guzman@sinac.go.cr.

La Educación Ambiental del Sistema Nacional de Áreas de Conservación parte de la realidad de las personas, provoca el aprendizaje y contribuye en la construcción de sociedades sostenibles, es integradora, en lo ecológico, cultural y social.

Los resultados de hacer una Educación Ambiental fomentando las relaciones intergeneracionales son positivos, una valiosa oportunidad para propiciar procesos que contribuyan y promuevan comportamientos que favorecen la conservación y la participación de todos en las comunidades aledañas a las Áreas Silvestres protegidas; motiva el apoyo de Instituciones, organizaciones, empresa privada y gobierno local.

El trabajo que se desarrolla corresponde a talleres de sensibilización para educadores y además se formula una metodología de Educación Ambiental con enfoque intergeneracional para la biodiversidad por medio de giras educativas, talleres sobre recurso hídrico,  monitoreo de la calidad del agua, ecosistemas,  concursos,  jornadas de reforestación, celebraciones, y material educativo, entre otros.

Las actividades de educación ambiental, fomentan una conducta adecuada en las personas y son una manera de fortalecer las relaciones interculturales e Intergeneracionales a través de una temática de interés común como es el ambiente.  Los espacios en los que coinciden adultos mayores y niños no son solo físicos, son afectivos y  cognoscitivos, en el que interactúan, comparten y aprenden.

Los adultos mayores no deben sentirse excluidos de las prácticas que se desarrollan en la sociedad ya que pueden aportar desde sus propias perspectivas y experiencias particulares.  Para ello es fundamental fomentar una red de solidaridad institucional y comunitaria, que facilite el intercambio de conocimientos en aras de construir una ciudadanía sostenible, fortalecida en su gobernabilidad ambiental.

Se puede lograr a través de la solidaridad una sociedad más justa, equitativa e inclusiva, una sociedad consolidada en la gestión participativa, una sociedad para todas las edades en un ambiente sano y equilibrado. 

———————————————————————————————————

El monitoreo como herramienta para la toma de decisiones a escalas múltiples en sistemas de conservación de la biodiversidad: un enfoque integrando la biodiversidad terrestre, marino-costera y aguas continentales

*Bernal Herrera-F1, Juan José Alvarado2, Mónica Springer2, Bryan Finengan1, Gustavo Induni3, Damián Martínez3, Fernando Soley4, Andrea Montero4

1Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza (CATIE). Sede Central, CATIE 7170 Cartago, Turrialba, 30501, Costa Rica. Teléfono (506) 2558-2318. bernalhf@catie.ac.cr; bfinegan@catie.ac.cr.  

2Centro de Investigación en Ciencias del Mar y en Linmnología (CIMAR). Universidad de Costa Rica, San Pedro de Montes de Oca, 2060. Teléfono: (506) 2511-2200. juanalva76@yahoo.com; biomonitoreo@gmail.com.

 3Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC). Oficina Central, Avenida 15 Calle 1º (Barrio Tournón al costado Sur de la ULACIT) San José, Costa Rica. Teléfono: (506) 2522-6500. gustavo.induni@sinac.go.cr; damian.martinez@sinac.go.cr.

 4Asociación Costa Rica por Siempre, Oficentro FORUM I, Edificio G, 7 piso San José Costa Rica. Teléfono (506) 2204-7350. Info@CostaRicaPorSiempre.com

En el marco de la conservación de la biodiversidad, el manejo adaptativo requiere información sólida, robusta y confiable para la reducción de la incertidumbre asociada con la práctica de la conservación y la toma de decisiones. A nivel de sistemas de áreas protegidas, los esfuerzos para contar con información sobre el estado de la biodiversidad son escasos y posiblemente aislados. Esfuerzos sistemáticos e integrados representan un reto importante en el futuro cercano, tomando en cuenta la velocidad, extensión, magnitud y dirección con que se producen tales cambios. Estos enfoques sistemáticos deben considerar no solamente las escalas temporales y espaciales en su diseño, sino también los diferentes ámbitos de la biodiversidad: terrestre, marino-costero y aguas continentales.  El presente estudio muestra los avances en el desarrollo de un sistema de monitoreo de la biodiversidad terrestre, marino-costera y aguas continentales en Costa Rica. Se detallan los indicadores a diferentes escalas espaciales, su integración y su relación con las metas de conservación nacionales. Además, se presentan las condiciones institucionales habilitadoras indispensables para el éxito de un programa de este alcance, así como las oportunidades que esto representa a nivel nacional, así como lecciones aprendidas fundamentales para el futuro y para la réplica de experiencias similares en otros contextos regionales.

———————————————————————————————————

Estrategia de Monitoreo Biológico en Honduras

*Oliver Komar1 y Karla Lara2

1Departamento de Ambiente y Desarrollo, Escuela Agrícola Panamericana (Universidad Zamorano). Apartado postal 93, Tegucigalpa, Honduras. Tel. (504) 2287–2000 (ext. 2083) y Asesor en Biodiversidad, Proyecto USAID ProParque. okomar@zamorano.edu. 2Proyecto USAID ProParque, Componente Áreas Protegidas y Biodiversidad, Colonia Alameda, Edificio Cooperativa ELGA, 4to piso, Tegucigalpa M.D.C., Honduras. klara@zamorano.edu.

Uno de los más importantes recursos naturales de Honduras es la biodiversidad, dentro y fuera de las áreas naturales protegidas. Estos son importantes no solo por los servicios que el ecosistema provee, sino también por su futuro potencial económico proveniente del desarrollo de nuevos productos, y el potencial para atraer ecoturismo internacional. El manejo adecuado de la biodiversidad requiere de información acerca de los cambios en los recursos, generados a partir de un monitoreo activo. Para asegurar un uso sostenible, es necesario un programa adecuado de monitoreo biológico. Sin embargo, el Gobierno de Honduras actualmente no invierte los fondos necesarios para llevar a cabo el monitoreo, por lo tanto, se requiere de la participación del sector académico y del sector privado. En 2008, se decretó la Ley Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre, la cual involucra a las universidades a través del Sistema Nacional de Investigación Forestal, Áreas Protegidas y Vida Silvestre (SINFOR). Se propone una estrategia para SINFOR de tres vías para facilitar la creación de una plataforma adecuada para el monitoreo biológico: (1) mejorar el entorno para la realización de investigaciones y monitoreo biológico, (2) creación de una estructura sostenible por medio de una alianza de investigadores e instituciones interesados en monitoreo biológico, y (3) la implementación efectiva del monitoreo biológico. El objetivo de la estrategia es fomentar la generación de información sobre el estado y condición de los ecosistemas naturales de Honduras, fortaleciendo el sistema de investigación en el país. Se espera que esta estrategia desarrolle una plataforma que permitirá que esfuerzos existentes y futuros de monitoreo biológico tengan más éxito, y logren cumplir las necesidades de información requeridas para el manejo sostenible de los recursos biológicos.

———————————————————————————————————

Guía para el monitoreo de integridad ecológica en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas, Honduras

*Oliver Komar1, Oliver Schlein2 y Karla Lara3

1Departamento de Ambiente y Desarrollo, Escuela Agrícola Panamericana (Universidad Zamorano) y Asesor en Biodiversidad, Proyecto USAID ProParque.

Apartado postal 93, Tegucigalpa, Honduras. Tel. (504) 2287–2000 (ext. 2083). okomar@zamorano.edu. 2Departamento de Ambiente y Desarrollo, Escuela Agrícola Panamericana (Universidad Zamorano), Apartado postal 93, Tegucigalpa, Honduras. oschlein@aol.com. 3Proyecto USAID ProParque, Componente Áreas Protegidas y Biodiversidad, Colonia Alameda, Edificio Cooperativa ELGA, 4to piso, Tegucigalpa M.D.C., Honduras. klara@zamorano.edu.

A nivel nacional se ha identificado la necesidad de realizar monitoreo de la integridad ecológica, amparándose en los marcos de varias leyes nacionales e internacionales, así como también en planes estratégicos. En 2007, el Gobierno de Honduras desarrolló una revisión y ajustes metodológicos al monitoreo de la integridad ecológica del Sistema Nacional de Áreas Protegidas de Honduras (SINAPH), basada en la herramienta propuesta a nivel regional por el Programa Ambiental Regional de Centroamérica (PROARCA) y The Nature Conservancy (TNC). Dicha metodología se encuentra dividida en cuatro componentes principales (1) identificación de objetos de conservación, (2) identificación de atributos ecológicos claves (AEC), (3) identificación de rangos aceptables para cada AEC y (4) calificación del objeto de conservación. Los objetos de conservación pueden ser desde diferentes tipos de bosques, arrecifes, ríos, manglares, hasta especies individuales. Para cada uno de estos objetos, se definen AEC (ej. tamaño del hábitat, fragmentación, conectividad en el ecosistema, deforestación, tendencias de población humana etc.), y para cada uno de los atributos se define una o varias categorías relevantes. Sin embargo, los objetos de conservación no necesariamente son buenos indicadores de ecosistemas saludables, tal que su monitoreo representa más bien un monitoreo biológico integral, y no necesariamente un monitoreo de integridad ecológica. Se ha identificado la necesidad de crear una herramienta más entendible y aplicable a nivel nacional, para conocer la integridad ecológica del país. La presente guía está estructurada para proveer definiciones claras para servicios ecosistémicos, monitoreo de integridad ecológica y monitoreo biológico integral. Se detallan procesos para el establecimiento de criterios para selección de indicadores de integridad ecológica. Se incluye también una propuesta de herramienta para generar un índice de integridad ecológica y sugerencias para la creación de programas de monitoreo.

———————————————————————————————————

Caracterización de las especies pelágicas capturadas por las pesquerías ilegales en la Isla del Coco

Andrés López-Garro1, Ilena Zanella1, Frank Martínez1 & *Geiner Golfín-Duarte2

1. Asociación Conservacionista Misión Tiburón, Playas del Coco, Guanacaste, Costa Rica; Telefax: (506) 2697-1847; alopez@misiontiburon.org; izanella@misiontiburon.org y fmartinezl123@hotmail.com

2. Parque Nacional Isla del Coco. Área Conservación Marina Isla del Coco. Sistema Nacional de Áreas de Conservación,

Costa Rica; geiner.golfin@sinac.go.cr

Resumen

Famoso a nivel internacional por su diversidad y riqueza marina, el Parque Nacional Isla del Coco (PNIC) sobresale por sus grandes congregaciones de especies pelágicas, en especial de tiburones (Pez Vela y Marlin), picudos y atunes. Sin embargo esta riqueza y biodiversidad marina no solo atrae a buzos, conservacionistas y científicos, ya que es común que embarcaciones “piratas” visiten la Isla en busca de este tesoro natural

La interacción existente entre especies pelágicas y pesquerías ilegales fuera y dentro del PNIC, ha hecho necesario dirigir los esfuerzos de conservación hacia contrarrestar esta problemática. Por esta razón el PNIC invierte recursos humanos y económicos en la protección y control de su AMP (Área Marina Protegida) realizando patrullajes de vigilancia. En estos patrullajes es normal que se decomisen o hallen equipos de pesca ilegales, los cuales pueden tener tiburones, tortugas marinas, picudos u otros peces enredados en sus líneas.  Por lo anterior desde el 2012 la Asociación Misión Tiburón en conjunto con el PNIC recolectan información científica sobre las especies capturadas por las pesquerías ilegales en el AMP. Esta información, será utilizada para sugerir estrategias de conservación y manejo en el PNIC y aguas aledañas. Durante el año  2012 se encontraron 205.8 km de línea de pesca de flote (palangre) ilegal y 4986 anzuelos dentro del AMP. En total se decomisaron 47 líneas de pesca,  en donde se hallaron 130 individuos. De estos el 88% fueron peces pelágicos, donde sobresalen los atunes (Scombridae) y picudos (Istiophoridae). Mientras los “Tiburones y rayas” y las “Tortugas marinas” representaron el 8% y 4% de las capturas totales respectivamente. La especie más capturada fue el atún aleta amarilla (Thunnus albacares), representando más del 75% de toda la captura. A su vez, los T. albacares analizados revelaron una longitud total media de 155.8 ± 18.4 cm.

———————————————————————————————————

Diadromia y conectividad: La importancia de los ríos que drenan el Sitio de Patrimonio Mundial La Amistad en conectar los parques y el mar.

*Bill McLarney, Asociación ANAI (billmclarney@gmail.com)

A partir del año 2000, ANAI ha llevado a cabo el biomonitoreo (peces y macroinvertebrados) de los ríos que drenan la vertiente atlántica del Sitio de Patrimonio Mundial La Amistad, principalmente en Costa Rica y, en menor medida, en Panamá. Este programa representa parte del objetivo general de ANAI de involucrar a las comunidades rurales e indígenas en la conservación de sus ecosistemas circundantes. Nuestra base de datos de biomonitoreo incluye actualmente información de más de 400 muestras de organismos acuáticos en casi 200 sitios diferentes, en un área que se extiende a lo largo de la costa, desde el Río Estrella hasta el Río Sixaola y tierra adentro hasta el límite del Parque Nacional La Amistad y otras áreas que forman parte del Sitio de Patrimonio Mundial. Uno de los hallazgos más importantes es que la mayoría de la fauna de estos cuerpos de agua, sin considerar los insectos, tanto si se mide en términos de conteo de especies, como de abundancia de los organismos individuales o biomasa, se compone de organismos diádromos (especies de peces y camarones obligados a viajar entre agua dulce y salada para completar su ciclo de vida). La información sobre los organismos acuáticos dentro del Sitio de Patrimonio Mundial se limita a los inventarios realizados por parataxónomos locales entrenados por ANAI, las inferencias que pueden hacerse a partir de nuestras muestras adyacentes al límite del Parque Nacional e información anecdótica confiable de los residentes locales. Nuestro trabajo hace hincapié en la conexión de las áreas protegidas con el mar, la necesidad de mantener las funciones de corredores biológicos a lo largo de los gradientes altitudinales ribereños y la importancia de la contribución de las comunidades indígenas vecinas a la conservación en La Amistad.

——————————————————————————————————–

Efecto de tratamientos mecánicos para el control de Typha dominguesis  en Humedales del Parque Nacional Palo Verde.

*Reyes Gutiérrez, Lidia Esperanza1. Sasa Marín, Mahmood2. Jiménez Rodríguez, César3.

1 Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua. (lydreyes@hotmail.com)

2 Organización para Estudios Tropicales. (mahmood.sasa@ots.ac.cr.)

3 Instituto Tecnológico de Costa Rica. (cdjimenezcr@gmail.com)

El Parque Nacional Palo Verde  (PNPV), posee un área aproximada de  9,400 Ha de lagunas temporales que protegen especies de aves acuáticas,  mamíferos,  reptiles y  anfibios, incluyendo varias especies en peligro de extinción. Sin embargo, este entorno ha cambiado drásticamente, esto puede deberse a cambios en el manejo del PNPV y cambios en el entorno del mismo, favoreciendo así, el avance de Typha dominguensis.

En 2001 se definió un plan de fangueo para la eliminación de tifa, lo que  ha mejorado la calidad del humedal.  En el 2012 se implementó un nuevo tratamiento: el Raspado el cual también se realiza a través de un tractor. Al realizarse dos tipos de manejo para el control de la Tifa con el uso de maquinaria pesada, es necesario evaluar el efecto que estos generan en la edafología del humedal.

En época seca, se tomaron muestras de sedimento, en las zonas tratadas con fangueo y raspado y en una zona control  (sin ningún tratamiento pero con dominancia de Tifa). Se muestreó densidad aparente, humedad gravimétrica, porcentaje de materia orgánica y de carbonatos, así también se determinó la biomasa de raíces  finas.

Las variables densidad aparente y humedad gravimétrica no presentaron diferencias significativas (P>0.05) entre tratamientos. Sin embargo el tratamiento de Fangueo difiere de los demás con una menor cantidad de materia orgánica y de carbonatos. Debido a la presencia de T. dominguensis, la zona control, presenta una mayor biomasa de raíces con respecto a los demás tratamientos.

Los resultados se discuten en términos del efecto de los tratamientos y la dinámica del agua en el humedal.

———————————————————————————————————

Monitoreo de felinos en las Áreas Protegidas de la Iniciativa del Corredor Jaguar, Costa Rica.

Roberto Salom-Pérez1, *Javier Carazo-Salazar1, Daniel Corrales-Gutiérrez1, Daniela Araya-Gamboa1, Ever Urbina-Ruiz1, Stephanny Arroyo-Arce1,2, Mariano Barrantes3

1Panthera – Costa Rica. Apartado Postal 8-3870-1000. San Pedro de Montes de Oca, San José, Costa Rica. Teléfono (506) 2224-9783. jcarazo@panthera.org

2 Global Vision International/GVI Costa Rica, 60601 Quepos, Costa Rica.

3Escuela de Ciencias Biológicas, Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad Nacional. Heredia, Costa Rica.

La Iniciativa del Corredor del Jaguar es un proyecto de conservación único en su clase, que abarca todo el ámbito de distribución del felino más grande del Neotrópico y pretende garantizar la conectividad de sus poblaciones desde México hasta Argentina. En Costa Rica, principalmente se trabaja en las áreas protegidas y los corredores entre ellas que permiten la conectividad de esta y otras especies a nivel nacional y regional.

Esta Iniciativa incluye el trabajo con actores locales, ya que ellos son parte fundamental para garantizar la funcionalidad de los corredores, los cuales se ubican entre áreas con poblaciones estables de jaguares – llamadas Unidades de Conservación del Jaguar; también ejecuta proyectos de extensión para mitigar el conflicto entre los felinos grandes y el ganado;actividades de educación ambiental; y el trabajo con diversos entes para mejorar las políticas y acciones de conservación a nivel local y regional. El monitoreo del jaguar, otros felinos y sus principales presas en las Áreas Silvestres Protegidas y los Corredores Biológicos que las conectan, igualmente ocupa un lugar trascendental en la Iniciativa y se desarrolla mediante diversas metodologías: la identificación de las áreas ideales para los corredores de dispersión por medio de sistemas de información geográfica y verificación en el campo, el estudio del estado de las poblaciones del jaguar y sus principales presas en los bloques de bosque más conservados (principalmente con cámaras-trampa), la investigación sobre las poblaciones del jaguar a nivel genético y la evaluación de barreras potenciales para la dispersión de las especies. Aquí se explican estas técnicas y se muestran los resultados obtenidos en algunas áreas tales como el Parque Nacional Braulio Carrillo, el Parque Nacional Tortuguero, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Mixto Maquenque, el Corredor Biológico San Juan-La Selva y el Subcorredor Biológico Barbilla-Destierro.

——————————————————————————————————–

Áreas protegidas de Costa Rica: fragmentación, tamaño, forma, cobertura y estrategias para la conservación.

Iván Sandoval Hernández.

Escuela de Ciencias Biológicas, Universidad Nacional, Heredia, Costa Rica. Apdo. 86-3000 Heredia. Ivan.Sandoval.Hernández@una.cr  

La reducción en el tamaño del hábitat y la fragmentación ha sido considerada como una de las principales causas de extinción de las especies. Como una estrategia para disminuir el efecto de los procesos de fragmentación en Costa Rica se han creado Áreas Protegidas (AP) y Corredores Biológicos (CB), como una medida de mitigación a procesos de fragmentación que ha sufrido el país. Se realizó un análisis de las bases de datos de poblados, carreteras, áreas protegidas, corredores biológicos, tipo de cobertura  del Atlas Digital de Costa Rica, del proyecto Grúas II y del FONAFIFO, se calculó el tipo de cobertura,  tamaño (Ha), perímetro, área, la medida del vecino más cercano y los índices de Forma Euclidiana de las AP y CB. Se encontró  que las AP presentan tamaños variables (1331 Ha en Reservas Naturales Absolutas, hasta 621039 Ha en Parques Nacionales). El índice de forma MSI, varió desde 1 en áreas con formas geométricas (Reservas Naturales Absolutas), hasta a 20 (Reservas indígenas con conformas más complejas). La dimensión fractal presentó valores bajos (1.18 a 1.28), lo cual indica que las AP tienden a las formas geométricas y no fractales. El índice perimetral varió de 3 a 33, lo cual indica que las AP tienen formas compactas, con una alta exposición a los efectos de la matriz. La distancia entre AP es de 17161 metros. Además, se encontró que las áreas circundantes a las AP y CB tienen altos porcentajes de poblados, carreteras y coberturas forestales diferentes a las AP. Se determinó que los CB pueden tener características adversas para la conservación, así mismo, con excepción de algunos parques nacionales, pocas AP presentan tamaños grandes los cuales se requieren para el mantenimiento de procesos naturales y dinámicos en paisajes con algún grado de fragmentación.

——————————————————————————————————–

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s